La Orden fue dada

Publicado por Jonathan en

Salmo 33: 8 y 9

Tema a Jehová toda la tierra; teman delante de él todos los habitantes del mundo.

Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió.

 

Cuando alguien manda de verdad…solo se espera la orden y es cuestión de tiempo para que se vea lo que se ordenó hecho una realidad.

El que tiene la autoridad para mandar, Dios le da capacidad para tomar las decisiones que a nadie más se le ocurre.

Porque él, da las órdenes conforme a lo que espera; y puede cambiar algo si es necesario.

En estos días alguien necesitaba 50 dólares, y cuando me volvió a preguntar, yo le mandé la copia de que ya se la había enviado.

Y él me dijo:…¡¡¡tan rápido, Dios mío!!!…

Y yo le dije: es que ya esa orden yo la había dado ayer.

Es decir: Ya esa orden estaba dada…

Y pensé, así como yo puedo dar órdenes, y se hacen… También, Dios tiene órdenes dadas a favor de sus hijos; y tenemos solo que creer y esperar.

Hoy tengo una palabra para usted:

La orden para algunas cosas a su favor, Dios ya la dio… Solo tienes que creer la orden para eso que esperas.

 Te digo que algunas cosas que yo espero, ya Dios dio la orden y las recibo porque creo.

La Orden fue dada

Salmo 33:8 – 9

Tema a Jehová toda la tierra; teman delante de él todos los habitantes del mundo.

Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió.

 

Dios es el único que manda a lo que no hay, ni existe. Se hace solo porque él es el único creador, su palabra ordena y se hace, y si no existe, la palabra lo crea…La palabra es creativa.

Porque por la fe entendemos…que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía, por la palabra.

 

Las órdenes de Dios se cumplen, por lo tanto todo aquel que quiere ver las órdenes a su favor cumplirse tiene que estar listo para cumplir lo que Dios nos ha mandado.

¿Está usted listo para cumplir lo que Dios le manda?

Entonces… prepárese, porque ya Dios tiene órdenes dadas para usted.

 

Sabe que las cosas que recibimos hoy, desde antes ya Dios dio la orden, Él solo esperaba que usted madurara, para que no se volviera loco con sus bendiciones.

Es importante que sepas que lo que Cristo hizo en la cruz, desató órdenes a tu favor:

»Para vivir como un bendecido.

»Para ser libre del pecado.

»Para prosperar.

»Para tener salud.

»Para tener tu familia bendecida.

»Para ver tus sueños realizados.

»Para que le puedas servir a Dios.

Estas órdenes fueron dadas ya…por tanto, id, y haced discípulos…

Dios escucho a Daniel

Daniel 10:12 al 13

12 Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.

 13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

 

La biblia dice: que Daniel, el profeta había orado a Dios para saber qué era lo que venía para el pueblo, porque él era el profeta. Y no le había llegado la respuesta.

Pero cuán grande fue su sorpresa, que cuando el ángel le dijo:

…desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras;…

Yo di la orden; pero tuvo un atraso de veintiún días; una lucha con un príncipe de Persia que se le atravesó. Y tuvo que venir en su ayuda el ángel Miguel uno de los príncipes, vino y le ayudó.

Muchos ignoran que las grandes bendiciones tienen sus luchas, si hoy estás pasando por alguna de esas luchas; no temas hoy ya la orden fue dada a tu favor.

Aquí se resaltan tres cosas que tenía Daniel, que le ayudó para que Dios lo escuchara:

1)…desde el primer día en que dispusiste tu corazón…

A Dios se le busca con el corazón.

2)…para entenderme…

A Dios le gusta que le entiendas y le creas… entonces entiendes a Dios solo cuando el crees.

3)…y te humillaste…

Solo los humildes verán a Dios contestar sus oraciones, y dar las órdenes a su favor.

Estos veintiún días, era por una lucha contra un príncipe del reino de Persia.

La biblia dice en:

Efesios 6:12

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Cuando se logra entender que nuestra lucha es espiritual dejamos todo en las manos de Dios por que la orden será dada por Él.

 

Le ordenó a la higuera

Marcos 11: 20-24

20 Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se había secado desde las raíces.

21 Entonces Pedro, acordándose, le dijo: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado.

22 Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.

23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

 

La biblia dice: que un día en que Jesús tenía hambre, y viendo una higuera que tenía muchas hojas, él se detuvo a ver si encontraba algún fruto, pero por más que buscó no encontró nada, pues no era su tiempo.

Y le dijo: nunca ninguno coma más fruto de ti, y lo oyeron sus discípulos.

Dice la biblia: que pasando por allí una mañana, vieron sus discípulos que la higuera se había secado desde sus raíces.

Aquí hay varias enseñanzas:

1) Una, es que para Jesús siempre hay que tener frutos

2) También que la fe es importante

3) Lo que Jesús ordena se cumple hasta en la naturaleza, la orden que Jesús había dado se cumplió hasta en la higuera.

 

Y Jesús les dijo: que si tuvieran fe en Dios.

»Para estar claro que las órdenes dadas de Dios se cumplen, se necesita fe.

»Para dar órdenes con autoridad de reino, se necesita fe.

 

Mire…Jesús no solo le dio orden a la higuera, también le dio orden a la tempestad, y el viento se detuvo.

Marcos 4:38 al 41

38 Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?

39 Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.

40 Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?

41 Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

Cuando Jesús dijo: pasemos al otro lado, se levantó una gran tempestad mientras Jesús dormía… a veces se nos levantan tempestades que hay que reprender, Jesús dió una orden: calla y enmudece, y cesó el viento y se hizo bonanza

Marcos 4:41

41 Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

El endemoniado gadareno…

 

Marcos 5:7-8

Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes.

Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo.

 

Jesús le dio una orden: sal de este hombre, espíritu inmundo. Y los demonios le rogaron a Jesús que les dejará ir a los cerdos. Y Jesús le dijo: está bien, y eran como dos mil, y el hato de cerdos se precipitó por un despeñadero, y se ahogaron todos. Los animales no pueden vivir con demonios; pero los hombres sí.

Muchos no saben que hay cosas muy comunes que se vuelve principados, y que son poseídas por demonios. Pero ya hay una orden dada, no hay fuerza del enemigo que nos pueda hacer daño.

 

Las Buenas Ordenes

Lucas 7:7

por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano.

El centurión le dijo a Jesús: di la orden y mi siervo sanará.

Hoy, hay una orden buena a tu favor

 

Lucas 19:9

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

 

En la casa de saqueo llegó una buena orden, cuando todos querían que Jesús se fuera…esta orden llegó.

Hoy ha venido la salvación a esta casa, por cuanto también es hijo de Abraham… Porque el hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que ya se había perdido.

La orden de más vida para el rey Ezequías.

II Reyes 20:5-6

Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová.

Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo.

La orden dada primero fue:

Ordena tu casa, porque de cierto morirás y no vivirás.

Pero luego, que este rey ora Dios le vuelve a decir al profeta:

Regresa y dile que yo lo sano, y le doy 15 años más de vida.

 

Dios hoy te da una orden de vida…¡¡¡Recíbela!!!

Aquí se cumple…el que manda, manda una vez, y se arrepiente y manda de nuevo…Waoo!

 

 

Estas son Palabras de Vida Eterna, para usted.

 

 

 

Categorías: ENSEÑANZAS

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *