Facultad de disfrutar

publicado en: Predicaciones | 0

Hoy muchos creyentes que se han confundido y piensan que ser cristianos, es no disfrutar la vida porque asociamos y creemos, que el disfrutar solo es a través de las cosas de la carne y el pecado. Sin embargo disfrutar de las cosas buenas uno de los privilegios que solo Dios nos puede dar.

Eclesiastés 6:1 y 2
Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres:
El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

Dios nos dejo la vida para disfrutarlas y el verdadero disfrute esta en hacer las cosas que a Dios le agradan.

  • Disfruta tu casa
  • Disfruta tus nietos
  • Disfruta tu matrimonio
  • Disfruta tu trabajo
  • Disfruta tu iglesia
  • Disfruta tu célula
  • Disfruta tu comida
  • Disfruta tu sueño

Los llamados a disfrutar somos nosotros

PUNTO 1: FACULTAD DE DISFRUTAR

Hay un mal que he visto, dice el sabio salomón: y muy común entre los hombres, al hombre que Dios le da:

  • Riqueza
  • Bienes
  • Honra

Y nada le falta de todo lo que su alma desea pero no le da la facultad de disfrutar y vienen los extraños,  son los que disfrutan sus bienes después. Esto lo he visto con mis ojos cuantos han hecho riquezas, pero no las disfrutaron y otro las uso mal.

Es que Dios, es quien nos da la capacidad de disfrutar pero nosotros lo complicamos y hacemos que esto nos amargue la vida.

El derecho a tener una mujer. El derecho para la mujer de tener un hombre. Y esto es así con tu esposa o tu esposo y las demás cosas que Dios nos da:

  • Hay un tiempo para disfrutar
  • Hay un tiempo admirarla
  • Hay otro tiempo para contemplarla
  • Hay otro tiempo para recordarla

Al comienzo disfrutamos después nos amargamos, no debes hacer esto, disfruta tu vida.

PUNTO 2: VALORA LO QUE TIENES

Génesis 25: 34
Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Cuando disfrutamos las cosas es porque las valoramos. Hay muchos que se quedaron sin nada, porque cuando tuvieron lo suyo no le dieron el valor que tenía y estarían mejor si lo hubieran valorado.

¿Qué valor le dio Esaú a su bendición de primogénito cuando se atrevió a cambiarla por un plato de lentejas?

La biblia dice: Así menospreció Esaú la primogenitura.
Esaú dijo: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?

Aprende valorar lo que tienes, Esaú vino a valorar la primogenitura cuando la perdió. Lo que hoy no valoras, mañana te serviría.

Mire a veces las cosas se piensan bien, pero no siempre salen así y cuando quedan sin trabajo, los lanzan y ahora los hijos se quedaron con la casa de los padres y ellos no tienen donde vivir.

¿Valoras los años que tienes?

Cuantos decimos: si yo tuviera 25 años de nuevo, no hijo, valore los años que tienes ya vividos. Porque ya Dios te dio ese permiso de vivir esos años, porque no sabes cuantos más tendras. Porque a los 50 años vienen los mantenimientos caros.

Valora la noche que puedes darle cariño a tu esposa. Porque después no es que no quieres si no que no puedes.

  • Valora tu casa
  • Valora tu matrimonio
  • Valora tu salvación
  • Valora tu salud
  • Valora tu iglesia
  • Valora tus discípulos, tus coberturas
  • Valora tu vida y tu familia

 

PUNTO 3: TODO LO QUE RECIBIMOS

1 Corintios 4: 7
Porque ¿quién te distingue? ¿O qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?

Mire debemos disfrutar las cosas porque sabe algo, todo lo que tenemos lo hemos recibido. Nadie nace con algo, por esta razón tenemos que disfrutarlo muy bien, porque usted no era dueño de esas cosas.

  • Lo más grande que recibimos es la vida
  • Un cuerpo perfecto que tenemos que cuidar
  • Talentos y capacidades, dones y demás
  • Disfrute las cosas que son añadidura, ayude a otros

Es muy difícil, que cuando una persona reconozca que lo que tiene, lo ha recibido y de Dios que es dador de todo.
Miremos lo que hizo más grande a David en un momento glorioso, en que el pueblo dio tanto de ofrendas para la edificación del templo, que su hijo Salomón iba a construir.
Fue tanto, que él dijo en:

1 Crónicas 29: 14
Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.

Algo que nos está faltando es disfrutar el dar ya sea lo mucho o lo poco disfrute dar, porque Dios es el que nos da las cosas.

2 Corintios 9: 10-11 (PDT)
Dios es quien da la semilla al que siembra y el pan al que se alimenta. De igual manera, les dará a ustedes muchas semillas y las hará crecer para hacer una gran cosecha de justicia de ustedes.
Ustedes tendrán toda clase de riquezas para que puedan ser generosos. La ofrenda que ustedes envíen con nosotros, motivará a muchos a dar gracias a Dios.

Si todo lo recibimos, no te creas dueño.

PUNTO 4: GRATITUD Y PASIÓN

1 Timoteo 1: 12-14
Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,
habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad.
Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.

Miremos las personas que pueden desarrollar la facultad de disfrutar son aquellas que tienen Gratitud y Pasión por el perdón que Dios le ha concedido y por poder servirle a él.
Esto se considera un privilegio, tener tu célula y discípulos es un honor.

Miren lo que dice Pablo: Doy gracias

  • Al que me fortaleció
  • Porque me tuvo por fiel

Este hombre tenía gratitud por lo que Dios había hecho. Para disfrutar se necesita ser apasionado y tener gratitud, hay gente sin pasión y sin gratitud:

  • A ellos nada los apasiona
  • Todos se ríen, y a ellos le da igual
  • Lloran, a ellos le da igual
  • Otros se sorprenden, a él le da lo mismo, nada los apasiona

Ellos se creen que todo se lo merecen pero usted fue bendecido por Dios, disfrute esta salvación tan grande.

Estas son Palabras de Vida Eterna, para usted.